¿Cómo quedan los glúteos después de extraer biopolímeros?

Los biopolímeros se han utilizado como sustancias de relleno para dar volumen a diferentes partes del cuerpo, incluyendo los glúteos. Sin embargo, actualmente, se conoce que la inyección de este tipo de gel sintético o silicona produce numerosos efectos adversos en el cuerpo. Es por ello que los especialistas sugieren retirarlos del organismo, siempre y cuando sea posible. Te explicamos a continuación lo que sucede con el retiro de biopolímeros antes y después.

¿Cómo se extraen los biopolímeros de los glúteos?

Cada caso de extracción de biopolímeros debe estudiarse individualmente. El objetivo siempre será extraer la mayor cantidad de esta sustancia, pero sin causar más daño en los tejidos y dejando el área con la apariencia lo más natural posible.

El procedimiento para la extracción de biopolímeros se define teniendo en cuenta la ubicación y el grado de afectación de los tejidos. En el caso de los glúteos, se suele hacer una cirugía abierta que tiene como finalidad extraer la mayor cantidad de material y reconstruir la zona afectada, debido a la deformación que ocasionó el gel sintético.

Método cerrado para extraer biopolímeros

La cirugía abierta no es la única opción para retirar el gel sintético de los glúteos. Existe una alternativa menos invasiva denominada técnica Ultrasónica Cerrada Instrumentada. Consiste en un procedimiento innovador que emplea Ultrasonido Interno de Alta Potencia para derretir las cápsulas de silicona y tejido inflamatorio derivados de la inyección de biopolímeros.

En este caso, no se recurre a una cirugía abierta, sino que se hacen pequeñas incisiones en la piel para evitar dejar cicatrices importantes y acelerar el proceso de recuperación. Se trata del único método cerrado que derrite las sustancias sintéticas y las va sacando del organismo a fin de obtener glúteos con aspecto natural.

El procedimiento no elimina la totalidad de los biopolímeros, pero sí garantiza la reducción significativa de los mismos, mejorando sustancialmente la apariencia de los glúteos y la calidad de vida del paciente. Días después de la intervención, el médico sugiere otros tratamientos que favorezcan la circulación y la oxigenación del área afectada.

Es posible que emplee la cámara hiperbárica para oxigenar, recete medicamentos para mejorar el riego sanguíneo o utilice las ondas de choque para incrementar la circulación profunda, entre otros. Lo que se busca es evitar que la piel quede sin oxígeno, ya que esto provocaría necrosis (muerte del tejido) e infección.

Los resultados obtenidos y la apariencia que finalmente tendrán los glúteos no serán los mismos en todos los casos. Esto dependerá directamente del tipo, cantidad y consistencia de la sustancia que fue inyectada, así como del grado de deformidad y la reacción que ha provocado en los tejidos cercanos.

¿Por qué es necesario extraer los biopolímeros?

El uso de biopolímeros ha quedado prohibido en Colombia y otros países del mundo. Estas siliconas son peligrosas para el cuerpo humano por tres razones principales:

  • Producen inflamación exagerada. El organismo identifica la sustancia como elemento extraño y genera una reacción de defensa.
  • Pueden irse hacia otros tejidos. Esto crea complicaciones a distancia y no solo en el área de inyección.
  • No están controlados sanitariamente. Aumentando la posibilidad de complicaciones y efectos secundarios debido a infecciones asociadas.

En resumen, la presencia de geles sintéticos en cualquier parte del cuerpo provoca una serie de alteraciones que afectan tanto la salud como la apariencia estética. La extracción de biopolímeros se ha convertido en la mejor opción para retirar estas sustancias y el tejido afectado. Para ello, se puede recurrir a dos procedimientos: la cirugía abierta y la técnica Ultrasónica Cerrada Instrumentada. Será el cirujano especialista el que evaluará si el paciente es candidato para cualquiera de estas intervenciones.

2022-08-04T15:14:11+00:00 junio 15th, 2022|
MÁS INFORMACIÓN?