¿Es posible tener resultados naturales tras un aumento de glúteos?

El aumento de glúteos es un procedimiento de cirugía estética que interesa por igual a mujeres y hombres. Los glúteos son una parte del cuerpo que llama mucho la atención, por ello, no es raro que muchas personas, que carecen de volumen muscular o armonía en esta área, busquen alternativas para conseguir una mejor apariencia. ¿Es tu caso?

En qué consiste el aumento de glúteos

El aumento de nalgas consiste en la aplicación de un elemento (silicona, grasa corporal) en la zona de tus glúteos para que tengan una apariencia armoniosa, firme y con mejor volumen. Dicho procedimiento debe ser llevado a cabo por profesionales certificados y disponiendo de los mejores materiales e instrumentos posibles.

Cada caso es distinto y tu valoración por parte del profesional elegido es determinante. El médico tratante examina la apariencia y reacción de la zona a intervenir, de manera que pueda determinar qué técnica es mejor en tu caso particular.

Características de los glúteos que pueden ser tratados

1. Glúteos flácidos: la flacidez en tus glúteos puede llevarte a tener a una apariencia demasiado plana o fofa en la región trasera. Esto se genera por la disminución de la elasticidad de la piel, producto de procesos normales del embarazo o el envejecimiento. En estos casos, se procede a hacer un levantamiento de tus nalgas mediante alguno de los métodos recomendados.

2. Glúteos con escaso volumen: generalmente se da por razones genéticas (escaso desarrollo muscular), pero también existen casos en los que hubo una pérdida de tejido o un traumatismo que hizo que se afectara el volumen tu volumen muscular.

3. Glúteos con asimetría: muchos pacientes acuden al cirujano estético porque sus glúteos no tienen la forma adecuada o no tienen el mismo volumen.

4. Glúteos desproporcionados: en estos casos, necesitas de una intervención quirúrgica para conseguir una óptima proporción de tus glúteos con respecto al volumen de tus piernas o el resto de tu cuerpo.

 

Características de los glúteos que pueden ser tratados

 

Métodos para conseguir un aumento de glúteos

El procedimiento quirúrgico para intervenir los glúteos se llama “gluteoplastía”. Existen varios métodos o tipos de procedimiento de gluteoplastía, pero los dos más populares son:

Lipoinyección glútea: esta técnica de aumento de glúteos consiste en la extracción de grasa corporal de otra área de tu cuerpo (abdomen, zona lumbar, etc.) y su posterior inyección en tus glúteos. Suele ser un procedimiento más económico que los que requieren de la utilización de prótesis y el tiempo de recuperación es menor. Los resultados que lograrás serán de apariencia más natural y se mantienen en el tiempo

Gluteoplastía de aumento con implantes: en este método se utilizan implantes, generalmente de silicona, para dar a tus glúteos el volumen y la consistencia deseados. Es un procedimiento que requiere de un trabajo posoperatorio prolongado y delicado. Se debe hacer un seguimiento de la manera como el cuerpo asimila el implante y requiere de un reemplazo de la prótesis cada cierto tiempo.

Conclusión

A la hora de hacerte cualquier tipo de procedimiento estético, debes acudir a profesionales confiables. Un procedimiento bien hecho tiene un precio proporcional a los elementos utilizados.

 

También te va a interesar: Retiro de biopolímeros, factores que lo hacen necesario

 

En la actualidad, abundan los casos de pacientes que, buscando ahorrarse algo de dinero, se hicieron aumentos de glúteos en centros estéticos no autorizados y ahora pagan las consecuencias. El uso de materiales no recomendados como los biopolímeros, ha traído problemas de salud a muchas personas en Colombia. Ten cuidado.

Como ves, si quieres aumentar tus glúteos, debes tomar conciencia sobre los riesgos que pueden acarrear las malas prácticas estéticas en algunos de los centros ilegales que hay en el país. Cuídate y acude con los mejores.

2019-10-31T16:36:18+00:00 octubre 21st, 2019|

Atención Inmediata

Escríbenos por WhatsApp
MÁS INFORMACIÓN?