5 hábitos que pueden complicar los resultados de tu cirugía plástica

Una cirugía estética es una gran inversión en dinero, en tiempo, en esfuerzo y en la lucha por alcanzar más confianza en ti mismo. Debes asegurarte de que los esfuerzos que realices para optar por tu cirugía no se vean afectados por costumbres poco saludables que afecten a largo plazo los resultados esperados y compliquen tu salud.

 

Hábitos que complican los buenos resultados de tu cirugía plástica

En tus rutinas cotidianas, existen algunos hábitos perjudiciales para tu salud que impiden que los resultados después de una cirugía estética no sean los mejores en cuanto a nuestras expectativas. Lo más aconsejable será que los cambies para que no arruines el procedimiento que te han realizado.

1. Fumar es un hábito que debes evitar para tu salud en general y, si recién te has realizado una cirugía estética, ni se te ocurra hacerlo. La nicotina causa contracción de los vasos sanguíneos, lo que reduce la cantidad de sangre que llega a los tejidos y ocasiona que los hematomas permanezcan más tiempo en tu piel. También provoca mayor riesgo de infección y mala cicatrización. Si no quieres dejar definitivamente esta mala práctica de fumar, debes evitarla por lo menos durante dos meses luego de tu intervención.

2. Beber alcohol después de tu cirugía plástica en Bogotá no es nada recomendable, en primer lugar porque tu doctor te recetará algunos medicamentos que no tendrán una buena esa interacción con el alcohol. Además, se incrementa el riesgo de sangrado, ya que el alcohol adelgaza la sangre, aumenta la inflamación y seca la piel.  Debes abstenerte de beber licor por lo menos durante dos semanas luego de tu operación para evitar complicaciones.

 

También te puede interesar: Tipos de extracción de biopolímeros

 

3. Mantener una dieta poco saludable y no realizar ejercicio regularmente harán que subas de peso y que los efectos que obtuviste inicialmente se pierdan en poco tiempo.  Así que lo mejor será que en tu etapa posoperatoria evites el consumo excesivo de grasas saturadas, carbohidratos, azúcares refinados y en general alimentos que te harán subir de peso (aunque en los primeros días es normal subir unos pocos kilos). Si tu peso aumenta, tu piel se estirará nuevamente y perderás las mejoras que lograste. El ejercicio que realices debe ser leve y vigilado por tu doctor.

4. No guardar reposo por el tiempo que te indicó tu médico, levantar objetos pesados, hacer movimientos bruscos o agacharte sin precaución harán que presentes inflamación en tejidos y piel; además, la cicatrización demorará y no será tan estética.

5. Descuidar tu piel, exponer los puntos de la cirugía al sol, no mantener el área limpia y dejar de aplicar las cremas que te ha formulado tu cirujano para los cuidados posoperatorios hará que tu piel se seque y tense, tu cicatrización sea deficiente y sufras irritaciones e infecciones, por lo que tendrías que ingresar nuevamente según la gravedad de las complicaciones que presentes.

Automedicarte no es bueno, claro que hay mucha publicidad respecto a productos milagrosos que te ayudarán, pero lo más aconsejable es que tomes exclusivamente los medicamentos formulados por tu médico y que apliques las cremas recetadas en las heridas. Tu doctor sabe exactamente lo que necesitas para que todo salga bien, así que no te desvíes de sus indicaciones.

Definitivamente, para que los resultados después de una cirugía plástica perduren, además del buen trabajo de tu médico cirujano debes ser consciente de cambiar esas rutinas que has llevado hasta ahora y aprovechar ese tiempo para intentar dejar de lado vicios como el alcohol y el cigarrillo. Ya que gracias a tu cirugía tu autoestima está arriba, es bueno que aproveches para mejorar tu calidad de vida y abandonar aquello que en nada contribuye a tu salud y bienestar.

 

2021-05-03T17:19:11+00:00 octubre 16th, 2020|
MÁS INFORMACIÓN?