Cómo eliminar cicatrices después de una extracción de biopolímeros

Los biopolímeros sintéticos son sustancias que se utilizan para rellenar partes del cuerpo como los labios o los glúteos y que, en muchas ocasiones el cuerpo rechaza al percibirlo como un cuerpo extraño. Los biopolímeros se derivan del petróleo. Se trata de una sustancia que es llevada al cuerpo producto de inyecciones. Por lo que tiene una apariencia líquida. Es sintético y se convierte en un cuerpo extraño, una vez que entran al organismo. Se trata de sustancias prohibidas y que no son aptas para los humanos.

No obstante, todos aquellos que han sido inyectados por biopolímeros pueden evitar sufrir los catastróficos efectos secundarios de estas sustancias con la debida extracción de biopolímeros. Si tienes sobre realizarte este procedimiento, quizás te preguntas si este procedimiento deja cicatrices en tu piel, en este artículo te explicamos.

 

Te explicamos si es posible extraer biopolímeros sin necesidad de cirugía.

 

A pesar de las advertencias  sobre los daños que ocasionan los biopolímeros, son muchas las personas que siguen haciendo caso omiso a estas advertencias indicadas por los organismos de salud a nivel mundial. Además, numerosas personas son engañadas por lugares clandestinos  donde se llevan a cabo dichas prácticas sin que el paciente tenga la verdadera idea a lo que se está sometiendo.

Cabe destacar que los polímeros pueden desplazarse a las vecindades o incluso son capaces de migrar a lugares distantes de la zona inyectada.  En este orden de ideas, se han llegado a  encontrar biopolímeros en tobillos cuando el lugar de inyección fue en los glúteos. Se trata de una enfermedad que puede ser catastrófica y mortal, latente con aparición súbita o silente y no manifestarse.

 

Extracción de biopolímeros

La extracción de biopolímeros consiste en la eliminación de las sustancias sintéticas que han sido inyectadas en glúteos, senos, bíceps, labios o cualquier otra zona del cuerpo en la que se haya hecho el procedimiento estético. Al conseguir quitar los biopolímeros se logra que al paciente se le pueda practicar una cirugía mediante la cual, será posible poder extraer tejidos afectados del área en la que fue inyectada la peligrosa sustancia.

Por esto todo tratamiento de extracción de biopolímeros debe tener su respectivo tratamiento y evaluación individual a cada paciente. El principal objetivo de esta cirugía es básicamente eliminar la mayor cantidad de la peligrosa sustancia inyectada, pues prácticamente es  imposible retirarla del todo, sin embargo si se puede evitar que los biopolímeros migren a otros tejidos del cuerpo del paciente. La cirugía de extracción de biopolímeros es de carácter reconstructivo y se podría decir que es un proceso bastante complicado. Una extracción exitosa de estas sustancias depende también de equipos sofisticados y de la experiencia del profesional en este campo.

Normalmente, la consecuencia más grave y que, lamentablemente suele suceder en muchísimos casos, es la dificultad que supone a la hora de la extracción de los biopolímeros. Varios cirujanos se están especializando en ello con diferentes intervenciones y tratamientos, las principales vendrían siendo:

Técnica abierta: Esta se logra a través de pequeñas incisiones, de esta forma se extrae el biopolímero de la zona donde se aplicó y en todo aquello donde se haya podido extender. Esta técnica se está especializando ya que, en muchos casos, no es efectiva 100% por la dificultad de acceso que tiene.

Láser: Mediante el proceso de energía lumínica se disuelven las sustancias hasta convertirlas en líquido y luego, proceden a ser eliminadas mediante el uso del laser.

Sin embargo, aunque se está trabajando en ello, ninguna de las dos técnicas tiene un total porcentaje de éxito. La mejor solución es acudir a centros certificados y profesionales titulados que evitan el uso de este tipo de sustancias.

Hoy en día y gracias a los múltiples avances médicos, se puede realizar un procedimiento quirúrgico de extracción de biopolímeros sin dejar cicatrices ni marcas, lo cual es sumamente satisfactorio para el paciente. Lo más importante es que se identifiquen las áreas donde se ha acumulado la sustancia y así conocer su cantidad exacta. Debes tener en cuenta que seguramente, necesitarás más de una cirugía para extraer la totalidad del producto.

Ante esto, no se puede subestimar la importancia de la experiencia y calidad del cirujano elegido para realizar esta delicada intervención. También debes recordar, que no es posible retirar los biopolímeros mediante métodos no invasivos y después de la cirugía, se deben seguir las reglas establecidas por el cirujano para conseguir la recuperación completa. Luego de ello, tu piel reestablecerá su estado original, esto será luego de varias semanas, pero sin dudarlo valdrá 100% la pena.

 

Conoce cómo identificar a tiempo las reacciones negativas de los biopolímeros en el cuerpo

 

Por último es importante destacar que el Dr Rito Mariño cuenta con un equipo para derretir biopolímeros que es un ultrasonido interno de alta potencia. Es el más moderno, efectivo y seguro que existe en el mundo para la extracción de biopolímeros, ya que los derrite y extrae al mismo tiempo, sin necesidad de utilizar cánulas convencionales, sin arrancarlos. Solo hay que realizar pequeñas incisiones que deja casi siempre escondidas y se obtienen resultados postoperatorios excelentes, en la gran mayoría de los casos.

 

2020-11-10T14:56:23+00:00 noviembre 13th, 2020|
MÁS INFORMACIÓN?