5 ventajas del rejuvenecimiento facial antes de los 40

Los tratamientos de rejuvenecimiento facial tienen como objetivo corregir y frenar los efectos del envejecimiento en tu piel, entre los que pueden contar las manchas, las arrugas o la flacidez. Lamentablemente, muchas personas no recurren a ellos hasta cuando los signos ya son muy visibles.

No hay edad

Nunca es demasiado tarde para aplicarte tratamientos de rejuvenecimiento, pero es mucho más fácil, menos costoso y preventivo si se realizan antes de la aparición de los primeros signos de envejecimiento; es decir, generalmente antes de los 40.

Existen diversas técnicas para rejuvenecer tu piel, tanto quirúrgicas como con ácido hialurónico, toxina botulínica, plasma rico en plaquetas, entre otras. El tratamiento depende de tus propias características, por lo que no podemos decir que un método puede ser más adecuado para una edad que para otro. Es preferible que se adapte a la anatomía, la salud y los resultados que deseas tener.

Las 5 ventajas de aplicarte tratamientos faciales de rejuvenecimiento antes de los 40

1. El cambio no es tan drástico

Esto parece algo obvio, pues salta a la vista, pero más allá de preocuparte por el «qué dirán» o «todos van a saber que me he hecho una operación de cirugía estética», está el cambio interno de la piel.

En la naturaleza, el proceso de envejecimiento es gradual. Generalmente, a partir de los 30-40 años, las células de nuestra piel producen menos elastina y colágeno. Si nos sometemos a un tratamiento que ayude a mantener estos niveles, como el ácido hialurónico o el plasma rico en plaquetas, conseguiremos unos resultados mucho más naturales. Simplemente prolongarás la juventud de tu piel.

 

Las 5 ventajas de aplicarte tratamientos faciales de rejuvenecimiento antes de los 40

 

2. Evita la aparición de arrugas dinámicas

También llamadas «marcas de la expresión», son las arrugas que aparecen en los ojos, la boca, frente, etcétera, simplemente por nuestros gestos. Antes de los 40, generalmente no son muy visibles, pero si las corriges en ese momento, en el futuro evitarás arrugas más profundas.

3. La piel es más elástica antes de los 40

Gracias a ello, los resultados son más naturales, no existe el efecto de «estiramiento» y tu piel se resiente menos.

El hecho de ser más moldeable también te permite corregir pequeños defectos como asimetrías, la forma de la nariz, ojos, pómulos… un sinfín de posibilidades que dependen de tus requerimientos específicos. Corrigiéndolos a tiempo, evitarás otros problemas como la flacidez, ya que así tus músculos y piel irán en consonancia.

4. Mejor recuperación después de la operación

Los tratamientos de rejuvenecimiento más invasivos suelen ser las cirugías estéticas. Esto no significa que tengan más complicaciones, sino que la recuperación puede llegar a ser más molesta, por la aparición de moretones, inflamación o zonas dolorosas en la zona tratada.

La recuperación siempre es más rápida en los jóvenes, ya que los procesos de regeneración celular suelen ser más rápidos. En realidad, siempre que estés en buenas condiciones de salud, la recuperación será más sencilla.

5. Menor coste de los tratamientos

Prevenir siempre es mejor que curar y, para una técnica tan relacionada con la medicina como la cirugía plástica, esto también es cierto.

 

También te va a interesar: Rejuvenecimiento facial y cervical, ¿de qué se trata

 

Está demostrado que, si procesos como el envejecimiento se frenan a tiempo, es necesario invertir mucho menos esfuerzo, los cambios son menos drásticos y, en general, necesitarás realizarte menos tratamientos. Esto repercute también en tu bolsillo del paciente.

En conclusión, lo mejor para que consigas un aspecto juvenil y natural, sin que sea necesario desembolsar grandes sumas, es centrarte en aquellos defectos que más te importan antes de que sea demasiado difícil acabarlos. ¡Atiéndete a tiempo!

 

2019-10-22T20:44:42+00:00 octubre 17th, 2019|

Atención Inmediata

Escríbenos por WhatsApp
MÁS INFORMACIÓN?